General

La hidratación, tu aliada en belleza

El agua es fuente de vida, es por ello, que es la base de una buena salud física y mental. El cuerpo humano en su gran mayoría es agua, de tal manera que se debe mantener bien hidratado.

Lo principal para una hidratación adecuada es consumir agua, alrededor de 2 litros diarios; pero también otros alimentos y bebidas nos aportan una cantidad esencial para nuestro cuerpo.

A través de la orina y el sudor se pierde una cantidad considerable de este liquido vital; razón por la cual debemos reponerla a diario. El agua también ayuda al funcionamiento del organismo, además de jugos, zumos, sopas, lácteos entre otros.

Podemos proveer agua a nuestro cuerpo a través de frutas y vegetales.

Debes evitar el alcohol, dado que las bebidas alcohólicas causan deshidratación y tienen efecto diurético. La cafeína también reseca el organismo. La sal provoca sed en exceso, con el agravante que puede provocar problemas cardíacos y de hipertensión.

Es clave mantener una buena hidratación porque:

-Mantienes tu salud.

-Tu organismo trabaja de una forma adecuada.

-Te encuentras vital.

-Evitas la retención de líquidos.

-Diluyes las sales minerales fácilmente.

-Mejoras la circulación sanguínea.

¿Qué sucede cuando no nos hidratamos bien?

-No oxigenamos los órganos correctamente.

-Tu cuerpo se agota y pierdes niveles de fuerza y resistencia muscular.

-Perturbas el correcto funcionamiento del organismo.

-Pierdes el apetito.

-Te mantienes agotado en cada momento.

-Se te hace difícil concentrarte en tus actividades.

-Tu piel pierde elasticidad.

-Comienzas a sufrir de somnolencia.

-Tienes mayor riesgo de caídas.

-Estás más propenso a tener infecciones en el tracto urinario.

-Aparecen enfermedades dentales.

 

Así que debemos aprender a escuchar el cuerpo cuando requiere agua, a entender que la sensación de sed es la forma que tiene de pedirnos líquido, que el agua es el principal elemento que compone nuestro organismo, y que sus pérdidas constantes debido a las funciones vitales, hace que debamos reponerla y proporcionársela, sobre todo ahora que viene el calor.

 

Mantener un nivel de hidratación adecuado es imprescindible para la supervivencia, la salud, el rendimiento físico y mental. Y recuerda tomar agua incluso cuando no tengas sed.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *