General

Camina hacia tus objetivos, trabaja constantemente por ellos

Has estado tratando de dejar algún vicio o quizás adoptar algún hábito para lograr llegar al siguiente nivel?

Se que tu respuesta es que SI … Pero, ¿Realmente te has comprometido en el proceso?

Nuestra mente cuando se trata del deseo o el instinto no hace tantas preguntas, ni cuestionamientos frente a un cambio; pero esto si sucede cuando vamos a dejar una costumbre o a incorporar una nueva actividad en nuestras vidas que implique esfuerzos, porque nuestro cerebro siempre estará preguntándose: ¿Cuáles son los motivos para dicho cambio?, o acaso ¿Qué ganaré por esforzarme hasta ese punto donde me tenga que salir de mi zona de confort?.

Nos acostumbramos al hecho de no estar en forma, de no explotar nuestro potencial intelectual, dejar la pareja actual, cambiar de empleo porque todavía es soportable de cierta manera.

Si bien es cierto que para cambiar necesitas la determinación, también es importante un plan y más aún la constancia de seguirlo al pie de la letra para que no te vayas a sabotear a ti mismo en este desafío.

Primero debemos reconocer que tenemos un problema o situación que vamos a intervenir con ciertas acciones para subir ese, o esos escalones que nos faltan para sentirnos más plenos en uno o varios ámbitos de la vida.

Una vez ya sepas esto debes focalizar una meta, un resultado que quieras palpar. Y también una de las causas por las cuales todos nuestros esfuerzos se esfuman y terminamos abandonándolo todo es porque no tenemos una estructuración por objetivos medibles a corto – mediano plazo.

Como yo he estado en esa posición y tu también lo has estado una y mil veces van a aparecer las dudas al : YO NO PUEDO, yo no puedo conseguir ese puesto, yo no puedo conseguir novio, yo no puedo cambiar mi alimentación, yo no soy buena para hacer ejercicio y así te puedo mencionar una lista infinita de limitantes que solo existe en nuestros cerebros. Nos asustamos más por lo que va a pasar que por lo que pasa en realidad.

Tenemos muchos fantasmas, miedos, o incluso traumas, pero conscientemente podemos reprogramar nuestro cerebro porque cada uno podemos dar lo necesario para que nuestros propósitos se hagan realidad.

No te puedo prometer que mañana vas a tener el cuerpo de una super modelo o el carro de tus sueños, pero si tienes un plan bien estructurado en el tiempo preciso lo conseguirás con un trabajo constante.

No te dejes intimidar por los resultados o los tiempos de otras personas que ya lo hayan logrado, todos somos diferentes y nuestros procesos toman también tiempos y momentos diferentes.

Dicen los gurús que dejar o adoptar un hábito toma 21 días, pero como te lo dije puede que frenes este proceso porque llegues al NO PUEDO. Para contrarrestar esto debes estar monitoreando tus avances frente a esos retos, recuérdale a tu cerebro porque van en esa dirección, que van a lograr, cual es la meta y ese es un factor motivacional que te ayudará a visualizar la meta y hacer los esfuerzos necesarios para llegar a ella.

Recuerda que este proceso depende de tí, entonces ten la disciplina, el esfuerzo y la motivación en tu mente para avanzar conforme se vayan presentando los diferentes sucesos.

Éxitos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *